English EN Spanish ES
English EN Spanish ES

La CARDER y la Fundación Natura instalaron vivero de especies nativas en el DMI Guásimo

  • La construcción de este vivero tiene como propósito recuperar material vegetal de especies pertenecientes al ecosistema que se encuentra en las zonas de conservación del Guásimo.

 

Pereira, 26 de junio de 2021.  En el marco del convenio de cooperación entre la CARDER y la Fundación Natura, se han generado múltiples procesos de conservación en el Distrito de Manejo Integrado (DMI) Guásimo. Dichas acciones se adelantan de la mano de la comunidad y en articulación con la Federación Comunitaria para el Ordenamiento y Manejo de las Áreas Protegidas de Risaralda (FECOMAR).

 

“Para la Corporación son muy importantes estos convenios que conllevan a una conservación conjunta de nuestras áreas protegidas; aunar esfuerzos siempre rinde buenos resultados, por eso destacamos esta tarea de la Fundación Natura”, dijo Tatiana Margarita Martínez Díaz Granados, directora general (e) de la CARDER.

 

Una de estas acciones consistió en la construcción de un vivero con capacidad para producir aproximadamente 3.000 plántulas, que tienen como propósito recuperar material vegetal de especies nativas, correspondientes al ecosistema de transición entre bosque húmedo y bosque seco, que se encuentra en las zonas de conservación del área protegida DMI Guásimo.

 

Jorge Hernán López, profesional del equipo técnico de la Fundación Natura, explicó que “la propagación de las especies nativas se hace mediante la recolección de semillas y plántulas de las especies de interés. Se identifican los árboles parentales que puedan proveer semillas vigorosas y saludables, las cuales se recolectan y se llevan al vivero para el proceso de propagación, donde llegan a ser plántulas. De forma semejante, se recolectan plántulas pequeñas para posteriormente sembrarlas en las áreas de restauración”.

 

De manera articulada con Fundación Natura, en el marco del proyecto Global Environment Facility (GEF) Magdalena Cuaca Vive, que trabaja en alianza con CARDER, se han realizado jornadas en campo para la recolección de semillas y rescate de plántulas de especies de interés como el cedro rosado y guásimo colorado, siendo una especie representativa en el lugar y por la cual se le asigna el nombre al área protegida.

 

Para Hoover Barreneche, integrante de la Junta de Acción Comunal de la vereda El Aguacate y operario en las labores del vivero, el proyecto se ha convertido en un significativo semillero donde niños y jóvenes aprenden sobre la preservación del bosque nativo. “La comunidad ha recibido esto con mucho optimismo porque desde la escuela se está hablando de conservación del bosque y recuperando árboles en riesgo de desaparecer”, afirmó.

 

Estas actividades buscan fortalecer y dinamizar los procesos de participación social en la conservación, mediante alianzas interinstitucionales y la vinculación de los actores locales, fomentando así la participación en los procesos adelantados en el área de protección.  

 

 

 

 

screen tagPQRD
Ir al contenido